Somos
Nuestra Misión

Favorecer la promoción integral a jóvenes y adultos, ofreciendo  acciones formativas, culturales y sociales; fomentando las relaciones fraternas, la solidaridad y el crecimiento continuo; para colaborar en la transformación de una sociedad más justa y solidaria, al estilo de Dolores Sopeña

Nuestra Visión

Ser reconocidos en el entorno como una Entidad eficaz en la Formación Integral de jóvenes y adultos; optimizando la calidad de nuestros servicios.

Institución Católica sin fines de lucro creada por Dolores Sopeña el año 1892, con más de 100 años de trayectoria en Chile.

Formamos, desarrollamos y capacitamos a hombres y mujeres en situación de pobreza y/o vulnerable, todos ellos pertenecientes en su mayoría a comunas de la Provincia Cordillera: Puente Alto, Pirque y San José de Maipo.

Mejoramos la calidad de vida de las personas más desfavorecidas, entregándoles las herramientas para desenvolverse de forma independiente o dependientes en el mercado laboral.

A la fecha hemos capacitado a más de 13.000 alumnos aproximadamente.

Población objetivo de la Organización:

Nuestra población objetivo se encuentra inserta en la comuna con más habitantes del
país: Puente Alto; que según el informe epidemiológico de MINSAL (octubre-2020), es una de las zonas más pobladas del país (645.909 hab.), que presenta el segundo lugar de personas contagiadas a nivel país por el COVID-19 (16.558 casos) y presenta cifras importantes de pobreza multidimensional 216 mil personas que representa el 27,1%. de sus habitantes. Nuestra Corporación al año 2019 ha podido trabajar directamente con 1.300 personas, dada la pandemia esta cifra ha bajado a un 30% y en el año 2021 se proyecta aumentar en un 20% la cifra 2019.

La caracterización de estas personas es que presentan carencias en diversos aspectos
considerados como básicos dentro de un hogar como es el acceso a salud, educación,
infraestructura del hogar, ingresos, empleos de calidad en general brechas que impiden su desarrollo armónico e integral como ciudadanos. De este total, nuestro foco es aumentar en un 20% la intervención 2020, que correspondería al 52% de población femenina reflejado en mujeres Jefas de hogar; Por otro lado, trabajamos con el colectivo migrante que llega a una cifra de 24.377 extranjeros en el territorio y que en su mayoría viven en condiciones precarias y en proceso de regularización migratoria. Finalmente, se trabaja en espacios formativos de jóvenes pertenecientes al programa de reinserción social de Gendarmería (CAIS) con un número de 200 casos al año.

Una característica relevante de estos segmentos con los que se trabaja, habla de que
presentan bajos niveles de escolaridad, Según CASEN 2015, el 70% de la población tiene como máximo 12 años de escolaridad, y el 37% de la población no ha terminado 4° medio. La tasa de desempleo en la actualidad es del 11,2%, casi igualando al promedio de nacional del 12,3%. (INE) Esto nos muestra que existe una urgencia en el remirar los procesos de reconversión laboral y emprendimiento, y una premura en la entrega de nuevas herramientas y competencias para que las personas vulnerables encuentren oportunidades reales para incorporarse al mercado laboral, permanecer en él y proyectar socialmente de manera innovadora la superación de la pobreza.